lunes, 15 de diciembre de 2008

Pasta


escupir el aceitillo
oler los trozos gordos
remover todo para que se mezcle

el tenedor gira en espiral

jueves, 6 de noviembre de 2008

Lomo con Col




lomos, filetes
hojas de col
cebolla
tomates
rodajas de butifarra y sobrasada
cucharon de caldo
pizca de sal
pizca de pimienta
piñones
aceite

lunes, 22 de septiembre de 2008

domingo, 31 de agosto de 2008

Mear por doquier


Tanto en sus cintas como en sus instalaciones, la artista plástica y videasta suiza Angela Marzullo enmarca con frecuencia su trabajo dentro de una obra precedente: Walter Benjamín, Vito Acconci, Martha Rossler, Dan Graham... La obra original se convierte así en Égida, siendo ella ese Escudo de Atenea que puede servir tanto de arma defensiva como ofensiva, y también de pedestal para un triunfo. La reutilización de aquella, según Marzullo, consiste en volver a bruñir el arma, poner en el punto de mira los mismos objetivos que el arquero anterior y constatar que, en el intervalo, el enemigo se ha vuelto aún más poderoso. El trabajo de Angela Marzullo plantea de manera punzante la cuestión sobre la eficacia polémica del arte crítico. En su nueva puesta en escena de la obra maestra de Carole Roussopoulos y Delphine Syrig, SCUM Manifesto (1976), titulada Performing SCUM(2005), las dos hijas pequeñas de la artista sustituyen a las dos grandes figuras feministas. Para Roussopoulos y Seyrig se trataba, gracias a las Imágenes, de volver a poner en circulación el texto de Valerie Solanas, imposible de encontrar entonces en francés. Para Marzullo se trata, por un lado, de reavivar esta obra de arte del panfleto visual y, por otro, de convertirlo en un manifiesto ultra agresivo, ya no familiar y doméstico como en el salón de 1976, sino íntimo y estructurante. Nunca será demasiado pronto para aprender la violencia, nos viene a decir. En 2007, tanto en Suiza como en Francia o en Dinamarca, aunque con distintos nombres, triunfaron las mismas ideas de extrema derecha racistas, reaccionarias y cínicas. En una carta enviada en 1845, Friedrich Engels señalaba que el año 750, una época social que calificaba de infame, una época de "mentalidad mezquina, hipócrita y miserable de pequeño burgués, de una vulgaridad y de un egoísmo general", vio nacer todo lo que ha habido de más grande en la literatura alemana, Goethe, Schiller, Kant y Fichte, Hegel. "Cada una de sus obras extraordinarias vibra con espíritu de desafío y de rebeldía contra las condiciones generales de la sociedad alemana". Contrariamente a la generación precedente (la de C. Roussopoulos, D. Seyrig, A. Davis o C. Schneemann), llevada por el entusiasmo y el espíritu combativo colectivos, la generación de Angela Marzullo, la nuestra, crea en tiempos de repliegue, de reflujo, en una época sin ideales, sin dignidad y sin belleza. Nada resulta hoy más optimista que escuchar el SCUM Manifesto en las voces juveniles de dos niñas pequeñas cuyos ecos resonarán y transmitirán más allá el espíritu de provocación. Nada es tan indispensable como diseminar por la ciudad los libros que fueron escritos para propagar los ideales de la justicia (Stella, theâtre prolétarien pour enfants, 2006). Nada es mas saludable que ir a mear alrededor de la ONU, en Ginebra, para levantar acta de algunos fiascos de la democracia enferma del capitalismo (Mi scappa la pipi, 2004). Diógenes ha encontrado una heredera.

Texto: NICOLE BRÉNEZ
.

Mamá en la cocina II

jueves, 28 de agosto de 2008

Las hijas de Ferneyhough

video
Las hijas de Ferneyhough han crecido juntas. Han madurado juntas.

Un día empezaron las peleas. Al principio con discusiones dando voces, gritos. Mas tarde llegaron los primeros y vacilantes golpes. Su padre las miraba desde la ventana.

martes, 26 de agosto de 2008

La obsesión de Emmanuelle Becquemin




arte comestible
Emmanuelle no dice nada del hambre del mundo
it’s such a candy world
encuentro de arte y gastronomía

(La artista trabajará durante varios días en la cocina del Park Hyatt Buenos Aires, junto al Chef Ejecutivo Cyril Cheype y su equipo de pastelería, para crear la obra que será presentada en la Alianza Francesa y “morfada” la misma noche del vernissage por los invitados.)

jueves, 21 de agosto de 2008

¿Qué es esto?

video
La puesta en escena (ahora al ralentí) pertenece a Los caballeros de la cama redonda. Los que pensamos el cine tenemos la mirada enferma. Esta nueva forma de ver la escena no existía. Observemos a los actores. Detengámonos en Moria Casán, en el mejor momento de su carrera. El director de fotografía ha dado en la diana. El autor supo dónde situar la cámara para obtener un encuadre adecuado. Montaje: los planos se ensamblan a la perfección. Podría pasar por una película de Mizoguchi.

Ahora el efecto hace a la canción encantadora: el lento grano de voz se pierde, transmuta.

martes, 19 de agosto de 2008

Pájaros sin pájaros

video
Entre las múltiples promiscuidades que el cine mantiene con otras formas artísticas, las películas de Alfred Hitchcock se han mostrado especialmente proclives a ser revisitadas o puestas en cuestión desde otras orillas de la imagen contemporánea. No sorprende la pertinaz cadencia de este interés por una filmografía repleta de objetos simbólicos que se ofrecen a ser reinterpretados cíclicamente desde lugares nuevos y tiempos nuevos; pues se trata de una filmografía que ya contenía un alto grado de autoconsciencia y ciertas intuiciones manieristas que la dejan golosamente expuesta al análisis interdisciplinar. De todas estas intervenciones, la más conocida puede ser fácilmente 24 Hour Psycho, en la que Douglas Gordon expandía la duración de Psicosis (1960) hasta las 24 horas del título al proyectarla a dos fotogramas por segundo. Con esta extrema ralentización Gordon congelaba el inevitable concepto del suspense hitchcockiano al dejar cada plano en un estado suspendido de inacabamiento, llevándolo prácticamente hasta la inacción. Jim Campbell se situó en el extremo opuesto con su llluminated Average #7: Hitchcock's Psycho, para la que escaneó todos los fotogramas de Psicosis y los superpuso en una imagen única que era, al mismo tiempo, la representación gráfica de su duración y el cálculo de su "media lumínica"1. El resultado es una fantasmagoría rayana en la abstracción que, aún así, conserva borrosas huellas figurativas del decurso del film, especialmente en los márgenes del encuadre (lo que podría dar lugar a interesantes interpretaciones). Uno y otro ensayaron nuevos modos de mostrar las viejas imágenes del maestro jugando con su temporalidad, alterando el modo y el tempo en que el espectador suele enfrentarse a la obra original, pero en ambos casos las imágenes de Hitchcock permanecen inalteradas durante un proceso de manipulación que, en palabras de Douglas Gordon, era antes un "acto de afiliación" que un "trabajo de apropiación". En Give Us Today Our Daily Terror el artista neerlandés Martijn Hendriks va un paso más allá y se apropia de las imágenes de Los pájaros (1963) para actuar sobre ellas eliminando digitalmente todas y cada una de las aves que aparecían en la película Se trata de un trabajo en proceso que, según Hendriks, le llevará no menos de un año, una laboriosa manipulación que culminará en una copia exacta de Los pájaros sin pájaros que será exhibida como videoinstalación. La capacidad de perturbación de la propuesta surge directamente de su iconoclastia -en este caso literal- ejercida sobre las imágenes sagradas de Hitchcock. En los extractos de vídeo disponibles en www.martijnhendriks.com es posible apreciar cómo el ataque al que Hendriks somete las imágenes originales es incapaz de borrar las huellas de su intervención y allí donde antes estaban los pájaros permanecen, especialmente en las escenas de mayor movimiento, extraños artefactos resultantes del procesamiento digital. Estos contornos fantasmales e inestables son ahora la amenaza atacante, como si la misma imagen se volviera contra los cuerpos de los actores, como si en el tránsito del celuloide al vídeo algo fundamental se hubiera perdido o transformado. La presencia borrada y el hueco -no sólo físico- dejado por los pájaros convierten el título original en un terreno baldío al privarlo de aquello que constituía su razón de ser. Puede que por ello Hendriks opte, al contrario que Gordon y Campbell, por un título que en nada refiere al anterior (Dános hoy nuestro terror de cada día), cuya religiosidad parece muy procedente teniendo en cuenta el conocido catolicismo de Hitchcock. En la película original los pájaros eran símbolos alados de un terror que surgía de ellos, pero iba más allá de ellos, y las escenas más desazonantes eran aquellas en las que su presencia era elidida, sugerida. Give Us... funcionaría en esta misma dirección porque, una vez extirpados los pájaros, lo que queda es un terror incorpóreo, sin objeto, un miedo anónimo imposible de situar y por tanto de combatir. Por una vez no estamos hablando del nuevo mundo post 11-S (aunque sería fácil asumir esa perspectiva), sino de una ausencia universal, primaria, de un miedo ancestral que podría brotar de esos huecos horadados en la propia imagen. Una imagen que ya no es ni será nunca inocente. Como bien sabía Hitchcock.

Este artículo es de JOSÉ MANUEL LÓPEZ.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Pescaíto frito


Entre las fotos de la playa que conservamos en lo mas alto de la biblioteca encontramos algunas de aquellos años en Mar de Ajó. Fotos tomadas en Argentina, dijo Sil. Muchas fotos de carros abandonados, de leña apilada, de espigones y peces moribundos.

Éstos fueron retirados del mar por J una de esas madrugadas.

martes, 12 de agosto de 2008

Queso de cabra al borde de la piscina



ingredientes 1 queso pequeño de cabra 1 cucharadilla de tomillo 1 cucharadilla de romero pimienta 4 cucharadas de aceite de oliva preparación calentar el horno a toda hostia colocar una proción redonda de queso de cabra sobre un papel de plata de tamaño suficiente para envolver el queso hol-ga-da-men-te y colocarlo extendido sobre la bandeja del horno rociar el queso con el aceite de modo que toda la superficie quede pringada esparcir las hierbas y la pimienta de igual manera y plegar el papel de plata sobre el queso cerrando completamente el envoltorio y dejarlo en el horno durante cinco minutos

Las ventajas de la comida china


Conseguimos el DVD de comida china. Por suerte tiene subtitulos en español. Dura 3 horas, y solo podemos ver a chicas comiendo. Pero una voz en off nos cuenta historias, nos habla de miles de años. Una parte del audiovisual cuenta que un estudio clínico en pacientes que sufrieron ataques al corazón ha descubierto que un extracto purificado del arroz de levadura roja empleado en la cocina china reduce el riesgo de sufrir nuevos episodios de infarto en un 45 %, en un 33 % la mortalidad cardiovascular.

lunes, 11 de agosto de 2008

Queso teta, etc


El queso teta o tetilla gallego estuvo de "de toma pan y moja". Tiene sabor es suave. Es cremoso y ligeramente salado. Su textura fina y su color marfil amarillento nublan nuestros sentidos. Pero lo más característico es la peculiar forma de teta de mujer (que le da el nombre).

Se conoce que (me encanta decir "se conoce que") comenzó a elaborarse en la zona central de Galicia, en el límite entre La Coruña y Pontevedra, principalmente en lo alrededores de los municipios de Curtis, Sobrado dos Monxes, Arzúa y Melide.

Mami en El Corte Inglés


Pringles de paprika y pan negro bajo el brazo. Al llegar a Lladó, dividió el pan de salvado a lo largo (en 3 capas verticales). Puso una cacerola en marcha y comenzó a mezclar potingues en un cazo: la yemas de un huevo la juntó con mostaza, vinagre, sal y aceite. Cocinó a baño maría (removiendo con un batidor en forma discontinua). Abrió la lata de Pringles y esperó una hora.

Cena en Gran Buenos Aires Norte


En el momento de la foto, Titi y su amiga habían hecho un break durante la preparación de la cena para conversar un rato.

Nosotros ya habíamos atravesado Bella Vista, San Miguel, Tortuguitas, Pablo Nogues, Escobar, Ing. Maswisch y Del Viso. Nos perdimos, pero al final encontramos Grand Bourg. Cenamos el hígado gordo. A la vuelta nos pilló la lluvia. La estanciera resbalaba sobre el asfalto.

sábado, 9 de agosto de 2008

Bar en la Colonia Sant Jordi


Ana, Silvana y yo pasamos tres horas hablando en este bar, tomando Ron Havana Club (3 años), Tinto de verano y Cañas.

La mayor parte del tiempo permanecí de pié fuera del bar (pero siguiendo el hilo de la conversación e incluso opinando en voz alta a unos cuantos metros de la mesa), sentándome intermitentemente en la silla para beber y muy alerta por las abejas y avispas que pululaban.

Nubes en la Colonia Sant Jordi




jueves, 7 de agosto de 2008

Hotel Sol Tordos (Magaluf) y espuma de la casa










La espuma es la BUBBLE BATH Bathvitality Ovz que uso siempre.

En el patio del hotel acababa de finalizar un espectáculo circense.

miércoles, 6 de agosto de 2008